la selección del editor Jugar en MyBet Los juegos desarrollados por diferentes proveedores www.mybet.com Jugar en EuroKing Un equipo muy profesional fr.eurokingclub.com


El equipo MIT Blackjack

A principios de los años 90 el equipo MIT Blackjack probó que era posible ganar dinero gracias al conteo de cartas. De hecho, se volvieron célebres al amasar una pequeña fortuna en los casinos de Las Vegas. Este grupo estaba constituido por estudiantes superdotados del famoso MIT en Cambridge, la más célebre facultad de ciencias en América. En este artículo le vamos a presentar la técnica que pusieron en práctica para vencer a la banca.

Un juego rentable

El Blackjack es uno de los juegos de casino que propone la ganancia más débil para la banca. Además para beneficiarse de una tasa de redistribución para los jugadores aún superior es posible utilizar la Estrategia de base (Basic Strategy), el seguimiento del barajeo de cartas (Shuffle tracking) o incluso el sistema de conteo de cartas (Card counting). Éste último, inventado por Edward O. Thorp en su obra Beat the Dealer, es bastante compleja, pero numerosos textos publicados desde los años 60s permiten facilitarla.

La estrategia del equipo

La idea de obtener ganancias particularmente importantes contando las cartas germinó en el espíritu de los estudiantes de matemáticas del MIT. Su estrategia fue combinar las ventajas del juego individual con un enfoque de equipo de conteo de cartas para maximizar sus ganancias y disimular su comportamiento. Utilizaron además los métodos del seguimiento del barajeo de las cartas y el seguimiento de los Ases. El conteo de cartas aporta ya una ventaja de 2% a los jugadores, pero el conjunto de técnicas utilizadas por el equipo MIT Blackjack les dio una ventaja de 4%.

La división del trabajo

El equipo utiliza un principio simple: la división del trabajo. Esto les permitió ser bastante difíciles de detectar por la vigilancia del casino. De hecho, es muy simple remarcar el comportamiento de un contador de cartas aislado que aumenta y disminuye sus apuestas según el sabot tenga la ventaja o no. Sin embargo, un equipo en el que cada quien tiene un rol bien determinado, que trabaja en conjunto sin parecerlo es bastante difícil de desenmascarar. Muy a menudo el equipo recluta nuevos miembros para evitar que los establecimientos de juegos de apuestas no identifiquen demasiado a menudo las mismas caras juntas.

El rol de cada quien

El equipo cuenta con tres roles principales: los Detectores (Spotters), los Gorilas (Gorillas) y los Grandes Jugadores (Big players). Los primeros no están ahí para ganar sino que deben jugar en una mesa y contar las cartas. Éstos apuestan siempre el mínimo de fichas autorizado. A partir de que el desglose de un sabot se vuelve positivo, por lo tanto a favor de los jugadores, se lo indican a los Gorilas o a los Grandes Jugadores.

Los Gorilas no tienen necesidad de contar las cartas sino que se contentan solamente con apostar mucho dinero cuando los Detectores les indican hacerlo. En cuanto a los Grandes Jugadores, son especies de Gorilas pero que cuentan las cartas. Una vez que los Detectores les indican ir a una mesa comienzan a jugar e intentar ser lo más discretos posible, variando el valor de sus apuestas. De todas maneras, juegan siempre contra un buen sabot, de manera que no tienen que bajar sus apuestas.

El objetivo de los Gorilas y de los Grandes jugadores es apostar fuertes sumas en el momento en el que el sabot contiene las mejores cartas para ganar, sin llamar la atención de los crupieres o del servicio de seguridad del casino. Como llegan a la mesa justo en el buen momento, no pueden ser identificados como contadores que aumentan o disminuyen sus apuestas según la ventaja que les confieren las cartas que quedan en el sabot.

La desintegración del equipo

Cuando el equipo se volvió cada vez más rico, sus miembros comenzaron a apostar mucho dinero. Los casinos comenzaron a desconfiar pues les pareció extraño que simples estudiantes se pudieran permitir jugar tanto en una sola mano de Blackjack, por lo tanto, aumentaron su vigilancia, lo que complicó la tarea del equipo. Después de algunas sesiones de juegos perdidos el equipo decidió desintegrarse. Otros equipos tomaron el relevo pero los establecimientos de juego comenzaron a desconfiar de los estudiantes y compraron los anuarios de las universidades más prestigiosas para lograr reconocerlos.

Uno de los miembros del equipo MIT Blackjack, Ben Mezrich, publicó un libro, Bringing down the house, que relata la epopeya de este grupo de estudiantes que se ha vuelto mítico. Últimamente, su adaptación al cine ha se ha presentado en las pantallas; se trata de Las Vegas 21 que es producida e interpretada por Kevin Spacey.

Usted puede plantear sus preguntas a un antiguo jugador pro del equipo MIT en este foro de blackjack.